Menu

Las cenizas del caos

Galicia, España y el mundo lloran la tragedia del guepardo de metal descarrilado en su último trayecto mortal. Mucho se ha contado, mucho se ha informado. Se ha mostrado el dolor real, la tragedia de las víctimas y sus familias e incluso se ha ahondado en el sensacionalismo del íntimo dolor de las pérdidas que lloradas en silencio cicatrizan de manera más en primera persona. Se han buscado testimonios para poner nombres y apellidos a la tragedia, al dolor, a la muerte…Por una prensa que ha informado, sobreinformado e incluso malinformado donde todo parece valer con imágenes y testimonios que poco aportan aparte de lo ya sabido, lo ya sentido, lo ya perdido.

Pero también se ha desatado el espíritu dormido de la sociedad española con ese gen solidario que de verdad marca y diferencia la marca España. El mismo gen que nos hace liderar el ranking de los trasplantes de órganos, el mismo que hace colas kilométricas para donar sangre, el mismo que abandona huelgas para unirse al necesitado.

Quiero que esta entrada quede como un sentido homenaje para todas las víctimas y sus familiares. Y también para todos aquellos anónimos que se han dejado el cuerpo y el alma en ayudar, en aportar, en sumar en un intento sentido de minimizar el dolor de los necesitados.

En tragedias como esta se pone en valor la utilidad, el valor y la razón de ser de los servicios públicos (Cuerpos de Seguridad, bomberos, sanitarios ) tan maltratados últimamente por un Gobierno y un sistema político (los que estuvieron, están y estarán) que indirectamente parecen ser culpables por la falta de mantenimiento y renovación de los sistemas de frenado.

Esta entrada no pretende buscar responsables. No hablaré de las declaraciones previas de un maquinista que quedará esclavo de sus palabras, ni del mantenimiento ferroviario, ni de los infortunios del azar.

Pero sí quiero aprovechar esta entrada para compartir una realidad poco conocida para otra reciente catástrofe, la de los atentados de Boston, en la que se ha conocido como la otra tragedia de los sobrevivientes del atentado de la Marathon de Boston, donde sus víctimas tienen que acarrear y enfrentarse a una deuda impagable con la Sanidad Pública que no cubre socialmente a los ciudadanos. Me ha parecido conveniente en los tiempos de crisis actual, reflejar quienes somos, de donde venimos y hacia donde (algunos) quieren que vayamos:

 

Leer noticia:

Víctimas de Boston enfrentan millonarias cuentas médicas

El atentado dejó cientos de heridos y para muchos las cuentas médicas podrían superar con creces los 30 millones de pesos.

A medida que pasan los díasBoston vuelve a la normalidad y la justicia sigue el proceso contra el supuesto terrorista Dzhokhar Tsarnaev, los cientos de heridos que dejaron los atentados en la maratón comienzan a vivir su segundo drama.

Y es que varios de ellos deberán afrontarmillonarias cuentas médicas para poder rehabilitarse y superar las serias lesiones que provocaron los bombazos.

La amputación de una pierna puede costar unos 9,5 millones de pesos, las prótesis superan los 23 millones y a eso se le deben sumar varios ceros más con las terapias posteriores.

Es por esto que amigos y familiares de las víctimas han comenzado una serie de campañas, principalmente por redes sociales, para reunir fondos de asistencia a los heridos.

Por ahora, el gobernador de Massachussetts, Deval Patrick, y el alcalde de Boston, Thomas Menino, instalaron un fondo de ayuda para los sobrevivientes bajo el nombreOne Fund Boston, donde se han reunido mas de 20 millones de dólares en donaciones individuales.

Recientemente la National Football League (NFL) anunció que entregará 100 mil dólares para los heridos.

Las víctimas también recibieron el apoyo de soldados que han sufrido la amputación de alguna de sus extremidades con un video en homenaje, donde los alientan a salir adelante y no dejar de hacer "cosas entretenidas".

 

Quiero terminar esta entrada con una frase que he leído en el blog de Juan Ignacio Gallardo, subdirector del Diario Marca, que comparto totalmente:

“Cuando la muerte, traicionera, se cruza en el camino, algunos no necesitamos comprobar la crudeza de su guadaña en imágenes perturbadoras: Prefiero recordar a las víctimas con una sonrisa en el rostro. Y créanme: duele igual.”

Descansen en paz

Opiniones sobre la web:

May Pérez Castellano (familiar de paciente)


No solo destacar su labor como buen profesional sino como persona por su trato tan Humanitario hacia el paciente muy cercano y muy amable hacen falta mas personas como Juan ya que muchas veces se olvidan que los pacientes necesitan ese trato humanitario es tan importante como una buena medicación. Enhorabuena por tu trabajo y no cambies nunca porque médicos como tu hay pocos y se necesitan…

Juanjo Ballesteros (periodista)


Es un espacio web muy útil, completo y cómodo. La cercanía con la que el doctor Toral trata a sus pacientes internautas hace que sus consejos queden muy bien entendidos. Además, los videotutoriales (con su acertada línea desenfadada) son herramientas convenientes.

Ángel Barrajón (suscriptor)


Sin duda una buena web donde aclarar muchas de las dudas que de cuando en cuando me surgen. Agradezco el enfoque altamente científico de tus publicaciones.

José Sepulveda (ciudadano 2.0)


Ser médico es sin duda una profesión vocacional a la que uno queda conectado las 24 horas del día y cuando a eso le añades la pasión en el desempeño es cuando surge el innovador servicio de consulta online del Dr. Juan Toral, un médico que ha sabido entender que a medida que avanza la ciencia y se multiplica la burocracia, el acceso rápido y la comunicación de los pacientes con los galenos se vuelve cada vez más complicada,  se acabó el esperar horas innecesariamente para saber si la gripe va en serio o no, para esperar por la interpretación de una analítica , se acabó pedir cita, aguardar cola y perder la mañana esperando en la consulta para resolver dudas que solo están a un click de distancia de ser aclaradas rápidamente por “el médico que llevo en mi teléfono móvil”.  Excelente

Jose Antonio Trujillo (#MedicoMentor de freshhealth.es)


La e-medicina facilita la construcción de nuevos ámbitos de encuentro entre los pacientes y los profesionales. Las nuevas tecnologías solo pueden acercar a las personas si no olvidamos la vertiente humanista de nuestra profesión. El Dr.Juan Toral representa el nuevo humanismo médico 3.0

Este sitio usa cookies.

Usted acepta su uso. Saber más

Acepto
En esta web hacemos uso de cookies para que funcione todo correctamente. La legislación europea nos obliga a pedirte consentimiento para usalas. Por favor, acepta el uso de cookies y permite que la web cargue como cualquier otra web de Internet. Política de Privacidad.