Menu

Kevin y El abuelo que saltó por la ventana

Queda con esta entrada inaugurada esta sección en la que iré haciendo recomendaciones o comentarios de algo que crea que merezca la atención y ser compartido.

En ocasiones hay pequeñas joyas que pueden pasar desapercibidas. Hallazgos fortuitos que merecen ser proclamados para su descubrimiento. Hoy traigo dos de esos mágicos momentos, con la recomendación de una película y una novela. Si os animáis a ver y/o a leer las obras recomendadas, agradecería el intercambio de opiniones, para ver si finalmente soy tan raro como creo, o he acertado.

TENEMOS QUE HABLAR DE KEVIN

 

Sin duda, hacía tiempo que una película no me tocaba tanto, y contaba tantas cosas pese a que el eje de la historia narra en la historia no contada de sus protagonistas. Con su elegante corte de cine inglés, la película (basada en la novela Lionel Shiriver, escrita y dirigida por Lynne Ramsay) merece culto y devoción. Elegantísima y cuidada, estudiada y creciente, así es su ritmo, un tiovivo de sentimientos enfrentados donde el amor, el odio, el perdón, la esperanza, el remordimiento y la pena absoluta se dan la mano hacía un final trágico que dará sentido al film y a sus protagonistas.

Recalcar la actuación de Tilda Swinton, magistral en su interpretación de Eva, esposa y madre, y que en su sufrimiento encarna la ardua cruz del pasado heredado.

 

“Tenemos que hablar de Kevin” es un thiller lleno de inteligencia y sensibilidad, muy cuidado, ya que pese a moverse por las arenas movedizas del morbo mediático, consigue esquivar el ruido y hacer llegar su mensaje con un susurro que llega al corazón de los espectadores.

 

"Como retrato de un estado mental deteriorado, 'We Need To Talk About Kevin' es una película magistral

Roger Ebert: Chicago Sun-Times

"El filme, una alegoría de las estupidez de ciertas familias, demuestra que Ramsay es una directora superdotada" 

Javier Ocaña: Diario El País

        

EL ABUELO QUE SALTÓ POR LA VENTANA Y SE LARGÓ

 

Cambiando de tercio, quiero compartir la lectura agradable de esta novela del sueco Jonas Jonasson, que vuelve a confirmar la brillante corriente nórdica que últimamente tan buenas y numerosas obras nos está regalando. Estamos ante su obra debut; sencillamente por azar llegó a mis manos. Su portada gráfica es de esas que llama la atención pero queparece un envoltorio más prometedor que el propio interior. Pero sin duda estaba equivocado y me he dejado llevar por esta novela que ha representado uno de los éxitos literarios más insólitos que se han dado en Suecia, vendiendo más de un millón de ejemplares.

 

Sin duda estamos ante una lectura entretenida, de esas que te alegran y riegan el hábito de leer, a través de una lectura amena y gratificante que te deja el gusanillo de seguir devorando hojas. Sus páginas serán sin duda más entretenidas que cualquier programa de telebasura que podamos echarnos a la cara.

Estamos ante una novela jovial pese a la edad de su protagonista, Alian Karlsson, que da el pistoletazo de salida a la historia con pies pero sin mucha cabeza en la huida desesperada que hace el día de su centenario cumpleaños del centro de ancianos donde llevaba pocos días interno. En su marcha irá conociendo al ramillete de compañeros forzosos y fortuitos de viaje que con sus experiencias y vivencias previas, harán que la lectura no sea tan sólo un ejercicio de disfrute cómico, sino un repaso histórico-geográfico, lo que hace aún más importante la figura del ancestral protagonista, eje central de una obra que merece ser leída y disfrutada.

Y es que como queda claro tras la lectura, a los cien años, aún queda mucho por vivir

 

Opiniones sobre la web:

May Pérez Castellano (familiar de paciente)


No solo destacar su labor como buen profesional sino como persona por su trato tan Humanitario hacia el paciente muy cercano y muy amable hacen falta mas personas como Juan ya que muchas veces se olvidan que los pacientes necesitan ese trato humanitario es tan importante como una buena medicación. Enhorabuena por tu trabajo y no cambies nunca porque médicos como tu hay pocos y se necesitan…

Juanjo Ballesteros (periodista)


Es un espacio web muy útil, completo y cómodo. La cercanía con la que el doctor Toral trata a sus pacientes internautas hace que sus consejos queden muy bien entendidos. Además, los videotutoriales (con su acertada línea desenfadada) son herramientas convenientes.

Ángel Barrajón (suscriptor)


Sin duda una buena web donde aclarar muchas de las dudas que de cuando en cuando me surgen. Agradezco el enfoque altamente científico de tus publicaciones.

José Sepulveda (ciudadano 2.0)


Ser médico es sin duda una profesión vocacional a la que uno queda conectado las 24 horas del día y cuando a eso le añades la pasión en el desempeño es cuando surge el innovador servicio de consulta online del Dr. Juan Toral, un médico que ha sabido entender que a medida que avanza la ciencia y se multiplica la burocracia, el acceso rápido y la comunicación de los pacientes con los galenos se vuelve cada vez más complicada,  se acabó el esperar horas innecesariamente para saber si la gripe va en serio o no, para esperar por la interpretación de una analítica , se acabó pedir cita, aguardar cola y perder la mañana esperando en la consulta para resolver dudas que solo están a un click de distancia de ser aclaradas rápidamente por “el médico que llevo en mi teléfono móvil”.  Excelente

Jose Antonio Trujillo (#MedicoMentor de freshhealth.es)


La e-medicina facilita la construcción de nuevos ámbitos de encuentro entre los pacientes y los profesionales. Las nuevas tecnologías solo pueden acercar a las personas si no olvidamos la vertiente humanista de nuestra profesión. El Dr.Juan Toral representa el nuevo humanismo médico 3.0

Este sitio usa cookies.

Usted acepta su uso. Saber más

Acepto
En esta web hacemos uso de cookies para que funcione todo correctamente. La legislación europea nos obliga a pedirte consentimiento para usalas. Por favor, acepta el uso de cookies y permite que la web cargue como cualquier otra web de Internet. Política de Privacidad.