Menu

Haya y Negrín. ¿Quién es quién?

 

Sin duda, los Hospitales son parte activa de este movimiento de lealtades, honores o ajustes de cuentas en forma de pleitesías hacía personas relevantes en sus ciudades. En función de la geografía, puedes ir al Juan Ramón Jiménez (Huelva), al Ramón y Cajal (Madrid), al Doctor José Molina Orosa (Arrecife), al Ruiz de Alda (Granada), al Gregorio Marañón (Madrid)… Identidades que los ciudadanos de esas ciudades han interiorizado y hecho suyos.

Yo, que me formé como Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria en Málaga, pocas veces escuché aquello de Hospital Regional Universitario Carlos Haya; su gente, los feligreses y devotos que acuden a sus puertas y Urgencias con ferviente asiduidad van sencillamente al Carlos Haya. Aquí en Las Palmas, la gente no acude al Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, sencillamente van al Negrín.

Y a fuerza de repetir, del paso de los años, los en principio desconocidos y anónimos en la actualidad Carlos Haya y el Doctor Negrín son ejes centrales del biorritmo de sus correspondientes ciudades, sin saber, los más jóvenes del lugar la persona que se esconde detrás de ese nombre.

He querido profundizar sobre los orígenes tanto en mi formación (Carlos Haya), como en mi marco laboral actual (Dr. Negrín), sobre todo tras leer recientemente que la Junta de Andalucía, en su empeño inútil y poco eficiente de achicar agua a un Titanic que se hunde a la deriva, decidía cambiar el nombre del Hospital Carlos Haya por el de Hospital Provincial de Málaga (un día reflexionaré largo y tendido en una entrada sobre lo que opino al respecto) con el fin de preservar la famosa memoria histórica y no herir heridas cicatrizadas de una Guerra en la que nuestros antepasados dividieron el país en derecha o izquierda, sin atisbo de conexión entre ambas. Dos ejemplos bipolares que perfecta y paradójicamente encarnan el aviador Haya y el Dr. Negrín.

 

¿Quién fue Carlos Haya?

Desde 1956, el Hospital de Málaga lleva su nombre. Carlos de Haya González de Ubieta (Bilbao, 1902-Puerto Escandón, Teruel, 1938) fueun destacado aviador español, especialmente conocido por su participación activa en la Guerra Civil. Murió tras ser impactado su avión por otro aparato republicano y caer al suelo, falleciendo en el impacto.

A los dieciséis años de edad ingresa en la Academia de Intendencia de la que sale en 1921, como alférez con el número 2 de su promoción, y, tras unos meses destinado en la Comandancia de Tropas de Intendencia, en Burgos, marcha a Marruecos y allí, en territorio de Melilla, participa en numerosos convoyes a las posiciones avanzadas, habiendo de librar combates en diversas ocasiones.

En 1925, ya teniente, se encuentra destinado en la 5.ª Compañía de Montaña, destacado en Tafersit en servicio de campaña; solicita realizar el curso de piloto en Albacete y una vez efectuado y obtenido el correspondiente título pasa a la Escuela de Transformación para alcanzar el de piloto militar con el que es destinado al I Regimiento de Aviación.

A finales de 1926 es designado para seguir un curso de hidroaviones en Los Alcázares, reintegrándose una vez terminado a su escuadrilla en Melilla. Trasladada aquella al aeródromo de Auárnara, en Lariche, en enero de 1927, participa desde allí en las operaciones del frente occidental, bombardeando Tazarut, los poblados de Royarse y numerosos objetivos de la kabila de Beni Arós. En las últimas fases de la campaña, mientras en Zoco el Had de Beni Berkul apoya con sus ametralladoras el avance de la columna Capaz, es alcanzado por el fuego de tierra, resultando herido y siendo citado como distinguido.

En julio de 1936, al iniciarse la Guerra Civil Española se dirige desde Málaga a Sevilla, en cuyo aeródromo de Tablada estaba destinado como jefe de la 2.ª Escuadrilla de Breguet XIX del grupo 22, para unirse a la sublevación fascista contra la Segunda República.

Además de actuar como piloto personal de Franco, realizó numerosos servicios de guerra, entre los que destacan los aprovisionamientos al Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza, asediado por las fuerzas leales republicanas hasta el 1 de mayo de 1937, cuando el Santuario, defendido por un centenar escaso de guardias civiles y totalmente arruinado, es conquistado por las tropas republicanas. Durante esta época utilizó el método de "pavos como paracaídas", ya que las provisiones eran delicadas, como los medicamentos, y estas aves permitían que no se rompieran, además de que se podían comer.

Durante la Batalla de Belchite (1937) vuelve a destacarse realizando uno de estos arriesgados abastecimientos. Esta vez a bordo de un Junkers Ju-52, realiza múltiples vuelos rasantes sobre la población sitiada, bajo un nutrido fuego antiaéreo y caza republicana, para abastecer de medicinas, víveres y municiones a los defensores.

En una gran batalla aérea sobre Escandón, colisionó con un "Chato" republicano: El Capitán Haya fue embestido por la cola por el avión del piloto y sargento republicano, Francesc Vinyals. Haya murió al estrellarse su avión contra el suelo.

Con más de 300 servicios de guerra en los 19 meses que pudo combatir, voló una media de 40 horas mensuales, promedio sólo superado ligeramente por Ángel Salas Larrazábal. Fue condecorado a título póstumo con la Laureada de San Fernando y la Medalla Militar y se le concedió un ascenso por méritos de guerra. Además fue condecorado con la Medalla de Oro Italiana

Buena parte de su conexión con Málaga tiene que ver con el doctor José Gálvez Ginachero, ya que se casó con su hija Josefina. A Carlos Haya se la presentó su íntimo amigo e histórico aviador Joaquín García-Morato, que se casó con otra de las hijas de Gálvez.

 

¿Quién fue el Dr. Negrín?

Juan Negrín López(Las Palmas de Gran Canaria 1892-París 1956) fue un médico filósofo y político español, siendo Presidente de la II República entre 1937 y 1945, ya en el exilio.

El caso de Negrín fue atípico en la política española. Se incorporó tardíamente a ella tras labrarse una carrera de investigador como médico y profesor de fisiología, y dirigir una clínica privada en Madrid. Se afilió al PSOE en el año 1929, abandonando sus actividades investigadoras. Además, hablaba varios idiomas, algo inhabitual para los políticos españoles.

Presidente del gobierno de la República desde 1937 hasta 1939, Juan Negrín fue uno de los personajes más controvertidos de la Guerra Civil Española. "La figura de Negrín fue objeto de debate enconado en su tiempo, luego en la posguerra y, finalmente, la controversia llegó a la historiografía. Demonizado o ensalzado, Negrín ha sido considerado tanto un fiel servidor de la permanente conspiración comunista a sueldo de Moscú, como el político más leal a la causa republicana por la fe en el triunfo final, o ha sido definido como una especie de vidente que supo predecir la inexorabilidad de la segunda guerra mundial, con lo que su política de resistencia a ultranza habría desembocado en la victoria de la República, caso de que la guerra española hubiera durado cinco meses más".1 Según el historiador Stanley G. Payne, tras el fin de la guerra no había personaje más odiado. El PSOE, controlado por Indalecio Prieto, decidió su expulsión del partido en 1946, acusándolo de subordinación al Partido Comunista de España y la Unión Soviética.

Negrín estudió las primeras letras en su ciudad natal en el colegio privado “La Soledad”, y obtuvo las máximas calificaciones en el Bachillerato, a la edad de 14 años. En 1906 su padre le envió a estudiar medicina a Alemania. Comenzó la carrera a los quince años, primero en la Universidad de Kiel y luego en la de Leipzig, vinculándose a su ya célebre Instituto de Fisiología y a la prestigiosa figura de Ewald Hering. El 21 de agosto de 1912, a los veinte años, obtuvo el grado de Doctor, con una tesis sobre el tema "Zur Frage nach der Genese der Piqûre-glycosurie".

Negrín se ocupa de crear una escuela de Fisiología de renombre mundial. Fue maestro, entre otros, de los más tarde profesores Severo Ochoa (galardonado con el premio Nobel de Fisiología y Medicina), José María García-Valdecasas y Francisco Grande Covián, que pudieron beneficiarse también de la impresionante biblioteca de Fisiología que Negrín se había traído consigo de Alemania y se dedicó a completar. A pesar de sus conocimientos, y según testimonio de alumnos como el propio Severo Ochoa, "explicaba mal" y "suspendía mucho".

Tras unos años muy fecundos de docencia e investigación científica de primera calidad, dejó su carrera para entrar en la política, donde ocupó los siguientes cargos entre otros:

- Ministro de Hacienda en el primer gobierno de Largo Caballero, en 1936, en representación del PSOE y como miembro del ala prietista.

- Presidente del Gobierno (mayo 1937-marzo 1939)

 

Juan Negrín fue uno de los personajes más controvertidos de la Guerra Civil Española. Según el historiador Stanley G. Payne, tras el fin de la guerra no había personaje más odiado. El bando franquista lo consideraba un «rojo traidor», en tanto que dentro del campo republicano, una parte de sus correligionarios le echaban en cara la prolongación "inútil" de la guerra y que hubiese "servido" a los planes de la Unión Soviética.

El Partido Socialista Obrero Español le ha devuelto, a título póstumo y 63 años después de su expulsión, el carné de socialista, que fue recogido por su nieta Carmen Negrín, el 24 de octubre de 2009. El ex vicepresidente Alfonso Guerra lo definió como "un acto de reparación de una injusticia". "El PSOE se equivocó".

Se anunció en 2008 el proyecto de realizar una película documental sobre su vida, "Salud y República. El anónimo ciudadano Juan", a partir de la nueva documentación y de los vídeos privados ahora disponibles. En 2010 se ha publicado la película documenal "Ciudadano Negrín", de los directores Sigfrid Monleón, Carlos Álvarez e Imanol Uribe.

 

Las dos Españas, el cara o la cruz, Negrín y Carlos Haya. Fascista y comunista que pese a sus similitudes opuestas tienen mucho en común, encabezar Hospitales de tercer nivel, ser cuna de llantos y alegrías, de sufrimiento  y dicha, de esperanza y final. La historia de España, la sanidad de las personas, el presente.

Opiniones sobre la web:

May Pérez Castellano (familiar de paciente)


No solo destacar su labor como buen profesional sino como persona por su trato tan Humanitario hacia el paciente muy cercano y muy amable hacen falta mas personas como Juan ya que muchas veces se olvidan que los pacientes necesitan ese trato humanitario es tan importante como una buena medicación. Enhorabuena por tu trabajo y no cambies nunca porque médicos como tu hay pocos y se necesitan…

Juanjo Ballesteros (periodista)


Es un espacio web muy útil, completo y cómodo. La cercanía con la que el doctor Toral trata a sus pacientes internautas hace que sus consejos queden muy bien entendidos. Además, los videotutoriales (con su acertada línea desenfadada) son herramientas convenientes.

Ángel Barrajón (suscriptor)


Sin duda una buena web donde aclarar muchas de las dudas que de cuando en cuando me surgen. Agradezco el enfoque altamente científico de tus publicaciones.

José Sepulveda (ciudadano 2.0)


Ser médico es sin duda una profesión vocacional a la que uno queda conectado las 24 horas del día y cuando a eso le añades la pasión en el desempeño es cuando surge el innovador servicio de consulta online del Dr. Juan Toral, un médico que ha sabido entender que a medida que avanza la ciencia y se multiplica la burocracia, el acceso rápido y la comunicación de los pacientes con los galenos se vuelve cada vez más complicada,  se acabó el esperar horas innecesariamente para saber si la gripe va en serio o no, para esperar por la interpretación de una analítica , se acabó pedir cita, aguardar cola y perder la mañana esperando en la consulta para resolver dudas que solo están a un click de distancia de ser aclaradas rápidamente por “el médico que llevo en mi teléfono móvil”.  Excelente

Jose Antonio Trujillo (#MedicoMentor de freshhealth.es)


La e-medicina facilita la construcción de nuevos ámbitos de encuentro entre los pacientes y los profesionales. Las nuevas tecnologías solo pueden acercar a las personas si no olvidamos la vertiente humanista de nuestra profesión. El Dr.Juan Toral representa el nuevo humanismo médico 3.0

Este sitio usa cookies.

Usted acepta su uso. Saber más

Acepto
En esta web hacemos uso de cookies para que funcione todo correctamente. La legislación europea nos obliga a pedirte consentimiento para usalas. Por favor, acepta el uso de cookies y permite que la web cargue como cualquier otra web de Internet. Política de Privacidad.