Menu

La menopausia y el sexo

El paso de los años lleva asociado una serie de cambios que en las mujeres parece acentuarse con la menopausia, un periodo de oscilaciones físicas y emocionales que hacen que las mujeres se sientan como en una montaña rusa. Muchos cambios (quizás demasiados) que les hace redefinir su rol ya que a las molestias físicas comentadas en una entrada anterior (“Mujer y menopausia: qué cambios se producen”) habría que añadir sobre todo el terremoto emocional que convive con el cese final de las menstruaciones donde las mujeres pueden ver como sus hijos han dejado recientemente el domicilio, o vuelven a tener obligaciones familiares cuidando de los nuevos nietos, o están cerca de la jubilación...El caso es que el binomio cuerpo-mente es especialmente susceptible debido en parte a la bomba de relojería hormonal que las mujeres presentan en su organismo en esta etapa vital.

Puede pasar por alto, o al menos en silencio, que en plena menopausia, el rol familiar cambie y que la mujer vuelva a reencontrarse en el domicilio con su marido sin la “carga” de los hijos que ya se han emancipado. Es muy probable que a estas edades (década de los 50), la mujer haya dejado a un lado la sexualidad y que la menopausia sea la puntilla para no encontrar el deseo sexual. Quizás resignadas o convencidas de que es normal dejar de tener sexo o disfrutar de él con la edad, las mujeres pre, post y menopáusicas pueden resignarse a ver mermada su vida sexual, algo que además de erróneo, es perjudicial para el bienestar físico y emocional. En esta entrada trataremos este aspecto, el lado callado del cese menstrual: la menopausia y el sexo.

Y es que la relación tiene bastante importancia ya que se calcula que en torno al 50% de las mujeres entre 40 y 60 años sufren disfunción sexual, porcentaje que va aumentando con el paso de la edad.

 

¿De qué hablamos cuando decimos que hay un trastorno sexual en la menopausia?

Como no todo el monte es orégano, hay que especificar los diferentes tipos de trastornos que pueden aparecer en esta etapa de la vida de las mujeres

-               Disminución o ausencia del deseo sexual

-               Anorgasmia o incapacidad para llegar al orgasmo

-               Dispareunia o dolor vaginal durante las relaciones sexuales

-               Vaginismo: contracciones tipo espasmo involuntario de la musculatura vaginal que dificulta la penetración

Los más habituales en la menopausia son: dispaneuremia (45% de las mujeres) y la disminución del deseo sexual (45%)

 

¿Qué cambios sexuales se producen al desaparecer los estrógenos?

Es cierto que a nivel vaginal con la menopausia se producen cambios. Al desaparecer los estrógenos, la vagina pierda elasticidad y sus glándulas que generan flujo reducen su actividad, perdiéndose al mismo tiempo grosor en el epitelio vaginal. Todo esto predispone a cierta sequedad vaginal e incluso a episodios de dolor vaginal en las relaciones sexuales (dispereunia).

Hay estudios que han demostrado que existen ciertos factores de riesgo que potencian estos síntomas vaginales como sería: no hacer ejercicio físico, obesidad o fumar.

Con el cese estrogénico también se producen cambios en la respuesta sexual: se alarga la fase de excitación, disminuye la capacidad para conseguir el orgasmo y disminuye la tensión muscular que hace que el clítoris pierda competencias.

No podemos pasar por alto los cambios que se producen a nivel psicológico como cierta repulsa al contacto físico y ciertos mitos sociales que condicionan una pérdida de deseo.

Se puede concluir diciendo que en la respuesta sexual femenina influyen no sólo los órganos genitales sexuales externos e internos, sino también estructuras como la médula espinal o el sistema nervioso central

 

La testorsterona también influye…

Aunque al hablar de la salud sexual de la mujer solemos darle todo el protagonismo a la hormona sexual por excelencia (estrógeno) en la menopausia y el deseo sexual también interviene la testosterona. En condiciones normales, se produce en los ovarios y las glándulas adrenales e interviene potenciando la líbido, el buen humor, la energía y la sensación de bienestar, además de ser un precursor de estrógenos por lo que actúa en la irrigación y lubricación vaginal.

 

¿Tienen tratamiento estos trastornos sexuales?

Sí, siempre y cuando se intente un manejo global e integral ya que como hemos indicado, la problemática sexual no se limita tan sólo a los órganos reproductores femeninos. Es de vital importancia realizar una buena educación sexual, manejo farmacológico de los síntomas e incluso un abordaje psicológico conjunto con la pareja.

Dentro del tratamiento, hay unos objetivos claros que toda mujer menopaúsica tendría que cumplir:

-  Tratar la sequedad vaginal

-  Evitar usar ciertos medicamentos que puedan acelerar la sintomatología menopaúsica como antipsicóticos, antidepresivos o anticolinérgicos (pregunta a tu médico en caso de duda)

-  En caso de problemas con tu pareja, plantear psicoterapia de pareja para eliminar actitudes negativas, prejuicios, mejorar la relación y fomentar habilidades sexuales

-  Ejercicios de Kegel para fortalecer musculatura vaginal y suelo pélvico

-  Terapia farmacológica hormonal: supervisada siempre por un profesional sanitario. Dentro del tratamiento estrogénico se pueden usar cremas vaginales, óvulos o anillos vaginales. A los 3-6 meses de iniciar el tratamiento se aconseja revalorar para replantear el ajuste en la frecuencia de la aplicación (el primer mes diario y luego 1-2 comprimidos a la semana).

El tratamiento androgénico tiene un uso controvertido así que no lo explicaremos para no entrar en confusiones, aunque parecen existir evidencias de que añadir andrógenos (testosterona) a la terapia estrogénica mejora la sexualidad de estas mujeres.

Además del tratamiento hormonal, las mujeres pueden beneficiarse de lubricantes y cremas vaginales para evitar la sequedad, sobre todo en casos leves.

 

Cumplir años no es sinónimo de dejar de disfrutar de los placeres de la vida. Así que si tienes dudas o algún problema consúltalo con un profesional sanitario que junto a tu pareja te ayudará a encontrar soluciones.

Si quieres saber más sobre el tema, puedes consultar conmigo a través del siguiente enlace

 

BIBLIOGRAFÍA

Rodríguez N. Trastornos sexuales en la menopausia. Clases de residentes 2012

Opiniones sobre la web:

May Pérez Castellano (familiar de paciente)


No solo destacar su labor como buen profesional sino como persona por su trato tan Humanitario hacia el paciente muy cercano y muy amable hacen falta mas personas como Juan ya que muchas veces se olvidan que los pacientes necesitan ese trato humanitario es tan importante como una buena medicación. Enhorabuena por tu trabajo y no cambies nunca porque médicos como tu hay pocos y se necesitan…

Juanjo Ballesteros (periodista)


Es un espacio web muy útil, completo y cómodo. La cercanía con la que el doctor Toral trata a sus pacientes internautas hace que sus consejos queden muy bien entendidos. Además, los videotutoriales (con su acertada línea desenfadada) son herramientas convenientes.

Ángel Barrajón (suscriptor)


Sin duda una buena web donde aclarar muchas de las dudas que de cuando en cuando me surgen. Agradezco el enfoque altamente científico de tus publicaciones.

José Sepulveda (ciudadano 2.0)


Ser médico es sin duda una profesión vocacional a la que uno queda conectado las 24 horas del día y cuando a eso le añades la pasión en el desempeño es cuando surge el innovador servicio de consulta online del Dr. Juan Toral, un médico que ha sabido entender que a medida que avanza la ciencia y se multiplica la burocracia, el acceso rápido y la comunicación de los pacientes con los galenos se vuelve cada vez más complicada,  se acabó el esperar horas innecesariamente para saber si la gripe va en serio o no, para esperar por la interpretación de una analítica , se acabó pedir cita, aguardar cola y perder la mañana esperando en la consulta para resolver dudas que solo están a un click de distancia de ser aclaradas rápidamente por “el médico que llevo en mi teléfono móvil”.  Excelente

Jose Antonio Trujillo (#MedicoMentor de freshhealth.es)


La e-medicina facilita la construcción de nuevos ámbitos de encuentro entre los pacientes y los profesionales. Las nuevas tecnologías solo pueden acercar a las personas si no olvidamos la vertiente humanista de nuestra profesión. El Dr.Juan Toral representa el nuevo humanismo médico 3.0

Este sitio usa cookies.

Usted acepta su uso. Saber más

Acepto
En esta web hacemos uso de cookies para que funcione todo correctamente. La legislación europea nos obliga a pedirte consentimiento para usalas. Por favor, acepta el uso de cookies y permite que la web cargue como cualquier otra web de Internet. Política de Privacidad.