Menu

Como actuar ante una picadura venenosa. El veneno del pez raya

Que el ser humano necesita explorar y descubrir el mundo es una verdad que nos da felicidad. Pero que en esta misión encontramos riesgos no es menos cierto. La naturaleza es preciosa pero esconde peligors que incluso puede poner en riesgo nuestra vida. Reptiles venenosos, aves, grandes depredadores, peces que se esconden en la inmensidad del océano.

Yo puedo decir en primera persona que he tenido suerte ya que como veríais en el programa “La Isla” recibí la picadura de un pez raya y sufrí una reacción tras recibir su toxina que a punto estuvo de hacerme entrar en una parada cardiorrespiratoria. Pero por fortuna conseguí salir y quiero compartir contigo las cosas que he aprendido.

Pero como no solo las peces raya son el peligro, quiero empezar este post con una serie de recomendaciones generales a seguir cuando recibimos una picadura-mordedura y recibimos el veneno del animal. Y es que estos simples consejos pueden hacernos ganar un tiempo muy valioso que puede marcar las diferencias entre vivir o morir.

RECOMENDACIONES GENERALES PARA PICADURAS-MORDEDURAS VENENOSAS:

El principal objetivo es prevenir que el veneno se extienda por el cuerpo. Para ello debemos seguir estas recomendaciones:

•  Hay que tranquilizar lo máximo posible a la víctima. Es muy importante que hagas todo lo posible para que la persona se relaje. En situaciones de nerviosismo, el corazón se acelera y con el pulso lo que hará que la sangre se movilice en mayor cantidad y más rápido, precisamente lo contrario a lo que deseamos. Si la persona mantiene la calma, su pulso estará controlado y el veneno no se extenderá tan rápido, pudiendo dar incluso tiempo a que nuestro organismo intente encontrar mecanismos para contrarrestarlo.

•  Poner la zona mordida a un nivel más bajo que el corazón. De esta manera intentaremos evitar en parte su ascensión buscando el retorno circulatorio de la sangre al corazón ya que tendrá que actuar contra la gravedad.

•  Se aconseja lavar la piel de todo el veneno que pudiera tener encima, con jabón si es posible. Pero ojo, es muy importante que no chupemos-succionemos intentando sacar el veneno ya que lo único que conseguiríamos es infectar con los gérmenes de nuestra boca la herida además de correr el riesgo de que al intentar ayudar recibamos también veneno.

•  Si puedes pon un vendaje limitador (no un torniquete) encima de la mordedura y véndalo más arriba de la mordedura. Este vendaje impedirá que la toxina se extienda rápidamente y sea absorbida por el sistema linfático.

Es probable que a medida que la toxina avance la víctima necesite tratamiento para el shock y puede precisar una respiración artificial por lo que una de las principales preocupaciones será ir comprobando como respira la persona y su nivel de conciencia. En cuanto sepamos que la persona ha sido atacada por un animal venenoso deberíamos avisar a los servicios sanitarios para que vayan a socorrer lo antes posible a la víctima.

 

PICADURA PEZ RAYA

El pez raya es un animal marino que se ha adaptado para vivir en el fondo de la arena cerca de las costas normalmente de zonas de agua templada. Pasan la mayor parte del tiempo enterradas para evitar ser atacadas pero en la evolución natural para su supervivencia han desarrollado un aguijón venenoso que está en su cola. Este aguijón tiene forma de flecha con dientes de sierra que contiene envuelto en esmalte para hacerle ganar en dureza y en su interior el veneno, que actúa atacando al sistema respiratorio y cardiovascular de sus víctimas.

Por lo general el pez raya suele mantener una actitud expectante aunque si se siente intimidado o por ejemplo si no nos damos cuenta de su presencia y le pisamos ataca utilizando su aguijón como si fuera un látigo. Al introducir su aguijón causa gran daño, pero mucho más si lo saca ya que al estar formado con dientes de sierra, al salir aumenta la herida y la lesión. En el momento que nos pica, la mantarraya deposita en la herida su veneno lo que desencadenará los síntomas.

Síntomas de una picadura del pez raya

Todo empieza con el intenso dolor tras el ataque que hace que aparezca una herida que suele ser profunda y tener bordes irregulares. El dolor (lo cuento por propia experiencia) es muy agudo, punzante, MUY intenso y aparece como espasmos que aparece nada más recibir la picadura pero que va ganando progresivamente en intensidad, alcanzando su pico a los 90 minutos pero puede prolongarse hasta 24 horas.

Pero tras el dolor, el veneno va haciendo acto de presencia y se encarga de dar los siguientes síntomas que son realmente los peligrosos. La persona que ha recibido la picadura de un pez raya comienza a sudar, tener nauseas, puede tener sensación de desvanecimiento en parte porque la tensión le baja. La toxina del veneno va ganando protagonismo y la persona comienza a tener parálisis muscular y entumecimiento del cuerpo e incluso pueden aparecer convulsiones. Si este adormecimiento asciende comienza la dificultad respiratoria y el veneno comienza a afectar al corazón que puede comenzar con arritmias o taquicardias. Debido a la afectación del sistema cardio-respiratorio existe la posibilidad de si no se actúa correctamente a que la persona sufra una parada cardiorespiratoria. Por lo tanto, la picadura de un pez raya es un riesgo real para la vida de la persona atacada.

Otro de los riesgos futuros de la picadura del pez raya es que se infecte (celulitis), se ulcere o incluso que desencadene un tétanos por lo que es importante que si vamos a ir a la playa o al mar estemos previamente informado para saber cómo tratar este tipo de picaduras.

 

Tratamiento picadura pez raya

El principal objetivo de cara al tratamiento será aliviar el dolor, evitar las infecciones y vigilar el pulso y la respiración. A continuación voy a enumerar los pasos a seguir:

1     Aunque parezca una tontería, lo primero es sacar a la persona que ha recibido el ataque del agua ya que existe el riesgo incluso de que se ahogue.

2     En el primer momento el frío puede aliviar en parte el dolor ya que actúa como un anestésico

3     Hay que lavar bien la herida, a ser posible con suero. El vinagre puede ser otra opción

4     El veneno del pez raya es termolábil. ¿Qué quiere decir esto? Que es sensible al calor Y por lo tanto será su principal tratamiento. Por lo tanto tenemos que meter el pie en agua caliente (todo lo caliente que la persona pueda tolerar sin quemarse) o aplicar calor sobre la región de la picadura para intentar disminuir la actividad del veneno.

5     Aplicar un vendaje por encima de la herida e ir aumentando-disminuyendo periódicamente su intensidad para prevenir en la medida de lo posible el ascenso de la toxina.

6     Hay que darle a la persona algún calmante. Para que sea más efectivo se recomienda mejor usar la vía intramuscular o ponerlo por vena, pero si no hay ningún sanitario por boca puede ser también útil.

7     En todo momento hay que controlar la respiración. Si aparece dificultad respiratoria hay que empezar a oxigenar al paciente. Lo ideal es usar una bombona de oxígeno para ello. En casos que no responda incluso puede hacer falta intubar a la persona para no entrar en una parada respiratoria. Por lo tanto, debemos avisar siempre al personal de urgencias para que vaya a auxiliar a la persona por si aparecieran estas complicaciones

8     Se aconseja ir a un Centro Sanitario para hacer unas radiografías para ver si parte del aguijón se ha quedado dentro. Además también conviene hacer una analítica de sangre porque en ocasiones puede desencadenar un daño en los riñones.

9     El calor será el principal tratamiento para contrarrestar el efecto del veneno pero en ocasiones puede ser útil el empleo de medicamentos intravenosos como antihistamínicos, corticoides, adrenalina o antibióticos.

10    Se tiene que valorar muy bien la herida y asegurar que está bien limpia y desinfectada. Tras esto se puede suturar la herida aunque si esta es muy grande incluso se puede optar dejar un drenaje y mantener la pierna en alto.

11     La persona que ha recibido la picadura tiene que recibir la vacuna antitetánica.

12    Tras todo esto hay que tomar tratamiento antibiótico para prevenir la infección y mantener bien limpia la herida.

 

Lo ideal será prevenir su ataque. Se recomienda un calzado. En mi caso yo fui precavido y a La Isla llevé unas zapatillas especiales precisamente para meterme en el agua pero cuando uno baja la guardia ocurren los imprevistos como me pasó a mí que pasados unos días dejé de ponerme las zapatillas para meterme en el agua...pero si algo aprendí es que nunca debes bajar la guardia en ambientes hostiles, y la naturaleza, por muy bonita que sea siempre esconde secretos.

Zapatillas japonesas Tabi Run que me llevé a La Isla

Espero que jamás recibas la desagradable picadura de un pez raya porque aún recuerdo el terrible dolor y el susto que pasé con los síntomas neurológicos y respiratorios, pero si al menos ocurre, espero que una vez leído esto sepa. Y recuerda que para cualquier duda relacionada con temas de salud ya sea para ti o para tus seres queridos tengo mi consulta online donde podrás tener a tu médico a un golpe de click siempre contigo desde tu ordenador, tableta o teléfono a un precio muy saludable

Opiniones sobre la web:

May Pérez Castellano (familiar de paciente)


No solo destacar su labor como buen profesional sino como persona por su trato tan Humanitario hacia el paciente muy cercano y muy amable hacen falta mas personas como Juan ya que muchas veces se olvidan que los pacientes necesitan ese trato humanitario es tan importante como una buena medicación. Enhorabuena por tu trabajo y no cambies nunca porque médicos como tu hay pocos y se necesitan…

Juanjo Ballesteros (periodista)


Es un espacio web muy útil, completo y cómodo. La cercanía con la que el doctor Toral trata a sus pacientes internautas hace que sus consejos queden muy bien entendidos. Además, los videotutoriales (con su acertada línea desenfadada) son herramientas convenientes.

Ángel Barrajón (suscriptor)


Sin duda una buena web donde aclarar muchas de las dudas que de cuando en cuando me surgen. Agradezco el enfoque altamente científico de tus publicaciones.

José Sepulveda (ciudadano 2.0)


Ser médico es sin duda una profesión vocacional a la que uno queda conectado las 24 horas del día y cuando a eso le añades la pasión en el desempeño es cuando surge el innovador servicio de consulta online del Dr. Juan Toral, un médico que ha sabido entender que a medida que avanza la ciencia y se multiplica la burocracia, el acceso rápido y la comunicación de los pacientes con los galenos se vuelve cada vez más complicada,  se acabó el esperar horas innecesariamente para saber si la gripe va en serio o no, para esperar por la interpretación de una analítica , se acabó pedir cita, aguardar cola y perder la mañana esperando en la consulta para resolver dudas que solo están a un click de distancia de ser aclaradas rápidamente por “el médico que llevo en mi teléfono móvil”.  Excelente

Jose Antonio Trujillo (#MedicoMentor de freshhealth.es)


La e-medicina facilita la construcción de nuevos ámbitos de encuentro entre los pacientes y los profesionales. Las nuevas tecnologías solo pueden acercar a las personas si no olvidamos la vertiente humanista de nuestra profesión. El Dr.Juan Toral representa el nuevo humanismo médico 3.0

Este sitio usa cookies.

Usted acepta su uso. Saber más

Acepto
En esta web hacemos uso de cookies para que funcione todo correctamente. La legislación europea nos obliga a pedirte consentimiento para usalas. Por favor, acepta el uso de cookies y permite que la web cargue como cualquier otra web de Internet. Política de Privacidad.