Menu

La cama caliente

Como si de una charcutería se tratase, la gente pide la vez, hace impacientemente la cola esperando su turno para ocupar la cama aún caliente dejada por alguien que ha “ascendido” a planta o salió victorioso en la batalla contra la enfermedad y descansará en casa o perdedor y habrá puesto punto y final a su historia clínica.

Es una estampa típica en toda España donde los hospitales se saturan, donde los pasillos se llenan de camillas que desafían teoremas de Pitágoras o Arquímedes, donde el contenido supera al continente con dobles filas de pacientes estancados que hacen perder la funcionalidad por la que un pasillo dejó de tener su utilidad para ser un improvisado hospital de campaña lleno de colchonetas y familiares que aguardan su turno sin una silla en la que descansar su espera.

El cruel invierno, la temida epidemia de la gripe, las infecciones respiratorias, las descompensaciones cardiorespiratorias, la cada vez mayor proporción de pacientes añosos delicados como papel de papiro, que pliegan sus vidas como un pergamino. La realidad es que los hospitales de toda España, de norte a sur,  de este a oeste, de primer a tercer nivel, de archipiélago canario a archipiélago balear, se llenan de esta estampa que satura al personal que se ve desbordado ante el aluvión de demanda justificada y que debiera al menos sonrojar o preocupar a los gestores que año tras año parecen empeñados en repetir las mismas pero ineficaces “soluciones” para un problema estacional y previsto que cada año supera las “expectativas” y que dejan al descubierto las carencias del sistema que se nutre por un equipo de profesionales cuadrado bajo mínimos, con plantillas deficitarias, con dinámicas mejorables, con falta de refuerzo que convierten cada turno de trabajo en un reto de superación personal, mientras hay profesionales en paro esperando llenar plantas de hospitales cerradas para cuadrar proyectos menguados que viven su particular cuesta de Enero.

 

La salud, ese derecho universal ofertado bajo mínimos mientras hay que cuadrar cajas B macroscópicas, o EREs fraudulentos injustificados. Y mientras, pacientes, familiares y profesionales que viven y sufren en primera persona la crudeza del invierno y de una realidad que año tras año, nos deja desnudos, muertos de frío y heridos esperando que la primavera haga florecer el musgo de los pasillos de cualquier hospital.

Opiniones sobre la web:

May Pérez Castellano (familiar de paciente)


No solo destacar su labor como buen profesional sino como persona por su trato tan Humanitario hacia el paciente muy cercano y muy amable hacen falta mas personas como Juan ya que muchas veces se olvidan que los pacientes necesitan ese trato humanitario es tan importante como una buena medicación. Enhorabuena por tu trabajo y no cambies nunca porque médicos como tu hay pocos y se necesitan…

Juanjo Ballesteros (periodista)


Es un espacio web muy útil, completo y cómodo. La cercanía con la que el doctor Toral trata a sus pacientes internautas hace que sus consejos queden muy bien entendidos. Además, los videotutoriales (con su acertada línea desenfadada) son herramientas convenientes.

Ángel Barrajón (suscriptor)


Sin duda una buena web donde aclarar muchas de las dudas que de cuando en cuando me surgen. Agradezco el enfoque altamente científico de tus publicaciones.

José Sepulveda (ciudadano 2.0)


Ser médico es sin duda una profesión vocacional a la que uno queda conectado las 24 horas del día y cuando a eso le añades la pasión en el desempeño es cuando surge el innovador servicio de consulta online del Dr. Juan Toral, un médico que ha sabido entender que a medida que avanza la ciencia y se multiplica la burocracia, el acceso rápido y la comunicación de los pacientes con los galenos se vuelve cada vez más complicada,  se acabó el esperar horas innecesariamente para saber si la gripe va en serio o no, para esperar por la interpretación de una analítica , se acabó pedir cita, aguardar cola y perder la mañana esperando en la consulta para resolver dudas que solo están a un click de distancia de ser aclaradas rápidamente por “el médico que llevo en mi teléfono móvil”.  Excelente

Jose Antonio Trujillo (#MedicoMentor de freshhealth.es)


La e-medicina facilita la construcción de nuevos ámbitos de encuentro entre los pacientes y los profesionales. Las nuevas tecnologías solo pueden acercar a las personas si no olvidamos la vertiente humanista de nuestra profesión. El Dr.Juan Toral representa el nuevo humanismo médico 3.0

Este sitio usa cookies.

Usted acepta su uso. Saber más

Acepto
En esta web hacemos uso de cookies para que funcione todo correctamente. La legislación europea nos obliga a pedirte consentimiento para usalas. Por favor, acepta el uso de cookies y permite que la web cargue como cualquier otra web de Internet. Política de Privacidad.